¿Reforma energética?

Via: Periodico Reforma

7 de junio de 2011.

Desde hace tres sexenios, los presidentes de la República en turno –sobre todo cuando viajan el exterior– prometen reformas energéticas. Ahora, las autoridades federales del sector energía tratan de dar sentido y forma al inesperado anuncio que hizo el presidente Felipe Calderón el mes pasado. Procuran armar una propuesta que “repiense” la Reforma energética de 2008 y que puedan presentar al Congreso en septiembre. Al parecer, la Reforma de 2008 no les convenció, lo cual quizás explique –por lo menos, en parte– su displicencia al implementarla.

El verdadero cambio energético que necesita México es una transición hacia una economía baja en carbono, con menor uso de combustibles fósiles, con escalamiento rápido de la cogeneración, de las energías renovables y la eficiencia energética, dice, con mucha razón, el secretario de Energía, José Antonio Meade, en sus giras por todo el país.

Sin embargo, la nueva Reforma anunciada no va en ese sentido, sino busca hacer otro ajuste a la maraña de distorsiones, burocracia e intereses creados que es Petróleos Mexicanos (Pemex). Sin duda, es una Reforma que hace mucha falta, pero no se ven propuestas en el ámbito político que sean diferentes o mejores que las que se plantearon en la Reforma del 2008. ¿Mayor flexibilidad presupuestal y operativa en Pemex? ¿No es eso lo que ya se aprobó?

Una buena Reforma acabaría con tantos privilegios que existen dentro y alrededor de Pemex. Eliminaría subsidios regresivos y llevaría a reestructurar a fondo y redimensionar a Pemex. ¿Le entramos a eso, señor Presidente? La reestructuración de Pemex es explícita en los transitorios de la Reforma del 2008, pero Pemex la archivó y a los legisladores no les importó. Hoy día, el gobierno dilapida enormes sumas –170 mil millones de pesos este año, según Ernesto Cordero– en subsidios mal direccionados, sobre todo, a la gasolina –un fluído que se quema y contamina– en vez de invertirlas en infraestructura, educación y creación de empleos. ¿Qué necesitamos más: Reforma fiscal o energética?

Dice Calderón que quiere una Reforma “tipo Petrobras”. ¿Eso qué significa? ¿La búsqueda de mayor seguridad energética y mayores capacidades tecnológicas? ¿Cambios al marco jurídico para crear competencia? Si es así, suena bien. Pero los senadores del PAN proponen abrir refinación, transporte y distribución de combustibles. ¿A quiénes beneficiaría esto? ¿A senadores y políticos que tienen esos negocios con Pemex? ¿A transportistas y gasolineros que son reacios a modificar sus esquemas comerciales? ¿Ése es el cambio que se propone?

Pemex quiere más dinero para Chicontepec y aguas profundas, dos hoyos negros que chupan los impuestos de los mexicanos sin darnos resultados. Y sin embargo, tiene razón el director general de Pemex, Juan José Suárez Coppel, cuando dice que si no existieran candados habría colas para invertir en esas explotaciones. Son proyectos de vasto potencial, pero sólo si hay enormes inversiones de alto riesgo a muy largo plazo en tecnología y capacidades. Esto los convierte en candidatos perfectos para una apertura amplia al capital internacional. ¿Ésa será la nueva Reforma? Parece que no. Los legisladores del PRI y del PRD ya dijeron que no avalarán contratos de inversión privada que impliquen cambiar la Constitución.

Entonces, ¿de qué se trata? Si Calderón intenta promover un paquete amplio de reformas de alto perfil, sólo incitará a todo tipo de grupos de interés a envolverse en la bandera y activar tabúes, cabildeos y luchas sociales, como sucedió en el 2008. Más valdría hacer la Reforma por partes, bien ponderadas y sin hacer tanto ruido, e irlas implementando una por una, tema por tema. Y eso requiere un trabajo político fino, no declaraciones a la prensa mundial.

David Shields es analista de la industria energética. Su e-mail: [email protected]

Más en .:: Energía a debate ::.

Publicado por José Mario en Jun 7, 2011 Imprimir ésta entrada Imprimir ésta entrada y archivado en Opiniones. Puede seguir los comentarios a esta nota a través de RSS 2.0. Puede dejar un comentario o un trackback a esta nota

Deje un comentario