Experiencias y modelos en la industria petrolera: el caso de Brasil(1)

Brasil logró disminuir sus niveles de pobreza mediante una transformación estructural.

Su política petrolera es admirada no sólo por sus avances tecnológicos y su libre competencia, sino por la captación de inversión extranjera y por sus estrategias visionarias frente a nuevos desafíos.

SALVADOR A. BARRAGÁN HEREDIA*

En la memorable Cumbre del Milenio del año 2000, los Estados Miembros de las Naciones Unidas advirtieron la necesidad de reconocer que es la pobreza el máximo desafío de la humanidad. Así, de manera contundente se estipuló en la Declaración del Milenio como objetivo primordial, “erradicar la pobreza extrema y el hambre”, ya que lamentablemente en estas circunstancias a la fecha representa casi el 16% de la población mundial.

Ciertamente, es posible erradicar la pobreza y el hambre mediante el establecimiento de una adecuada política pública basada en la justicia y la dignidad del ser humano, condición sin la cual el respeto al derecho, la calidad de vida, la paz y el orden se ponen en riesgo. Lo anterior es demostrable mediante el análisis de Brasil, nación que logró disminuir significativamente sus niveles de pobreza mediante una transformación estructural que involucró a la política energética como palanca de desarrollo nacional, veamos:

La pobreza, eje central de la política pública

La nación brasileña en 1990 se distinguía en el mundo por su desidia frente al progreso. Más de 60 millones de habitantes padecían de la pobreza. En consecuencia, en junio de 1990, el Presidente de Brasil, Fernando Collor de Melo, implementó el Programa Directrices Generales de la Política Económica y de Comercio Exterior con el objeto de desregular y liberalizar el comercio, como instrumento de reestructuración competitiva de la economía. Los resultados fueron favorables para Brasil, que en 16 años logró incrementar de manera impresionante su PIB en un 222% de 1995 al 2011.(2) La economía, que tradicionalmente se había distinguido en el mundo por desinterés frente al progreso, se transformó en una Nación altamente competitiva, progresista y productiva. (Gráfico 1)

Brasil en 1990 estaba posicionado como la décima economía más importante(3), sus esfuerzos le permitieron promediar en los últimos ocho años un crecimiento económico cercano al 4%, en ese mismo lapso superó en tres ocasiones la tasa del 6% (Gráfico 2), superando a Canadá, Rusia y España.(4)

En la actualidad, Brasil es la séptima economía más importante del planeta en términos de PIB nominal (Gráfico 3), solamente lo supera Estados Unidos, China, Japón, Alemania, Francia y Gran Bretaña. La economía brasileña duplica a México y es cuatro veces mayor que la economía argentina, consolidándose como el líder económico en América Latina. Brasil pasó de ser una economía emergente para consolidarse como una potencia económica con finanzas estables, fuertes y sanas. El Banco Mundial proyecta que en dos años Brasil podría posicionarse como la quinta economía más grande y superar a Francia y Gran Bretaña.

Factores de trasformación, fórmula poco explorada

Presento cinco elementos principales que de manera conjunta permitieron a Brasil la prosperidad y el desarrollo económico:

  1. Recaudación fiscal. Un importante elemento de análisis, que no puede soslayarse es el orden impositivo que fue establecido a partir de 1994, mediante un impulso sin precedentes derivado de una reforma estructural en la materia, que le permitió a los brasileños en 16 años, es decir de 1994-2010, aumentar los ingresos del Estado en un 620%, porcentaje que puede significar uno de los mayores en el mundo bajo la lupa fiscal, lo que significa que los ingresos derivados de los impuestos en Brasil son siete veces mayores a lo recaudado en 1990.(5)
  2. Competitividad. El logró fiscal se debe a una combinación de factores determinantes llevados a cabo durante el gobierno del Presidente Lula Da Silva. En ese senti do, los inversionistas recibieron un ambiente acorde a sus expectativas de negocio, por ejemplo: legalidad, impartición de justicia, apertura económica, simplificación de trámites administrativos, buen gobierno, innovación, competitividad, tecnología y calidad de vida. En todos estos elementos de competitividad, se puede observar una mejoría sustancial de 1990 al 2011.(Gráfico 4)
  3. Inversión extranjera directa. Del análisis de datos del Banco Mundial, la economía de Brasil logró incrementar para el 2011 un 247% de inversión extranjera directa en comparación al 2000, desplazando a México a partir del 2006 del liderazgo tradicional. Los inversionistas consideran a Brasil un punto estratégico de negocios, generando empleo para los brasileños y crecimiento económico.(6) (Gráfico 5)
  4. Control inflacionario. Brasil, concentró importantes esfuerzos para reducir la inflación presentada en el índice de precios al consumidor que incluso logró situarse en niveles exorbitantes en 1990. El gobierno federal controló la inflación en niveles del 4% a partir de 1995.(7) La desregulación, captación de inversión extranjera directa y las exenciones impositivas temporales le permitieron a la economía brasileña que el Banco Central disminuyera la tasa de referencia. (Gráfico 6)
  5. Del monopolio energético a la libre competencia. El control del Estado sobre los hidrocarburos y el potencial energético se han incrementado notablemente representando el petróleo una palanca de desarrollo nacional, capaz de generar trasformación, rentabilidad y crecimiento económico en Brasil, a partir de la reforma constitucional de 1995, empresas extranjeras participan en la actividad petrolera brasileña.

Penetración de Brasil en el nuevo orden energético mundial

Para 1990 la Nación brasileña no se distinguía como un productor de petróleo.(8) (Gráfico 7) El Estado se reservaba el monopolio, prácticamente en todas las actividades de la industria petrolera, además prohibía la cesión o concesión de cualquier tipo de participación, ya sea en especie o en valor en la explotación de yacimientos de petróleo o gas natural. Sin embargo, el 9 de noviembre de 1995, el Órgano Legislativo, logró reformar la Ley fundamental, mediante la Novena Enmienda Constitucional (9), particularmente en lo que concierne a la apertura económica del sector petrolero, factor que le permitió impulsar la competencia energética y modernizar la industria petrolera nacional.

La reforma constitucional al Artículo 177 permite la contratación de empresas privadas para las actividades de Exploración y Producción (10), refinación de petróleo nacional o importado e importación, exportación y transporte de petróleo, derivados y gas natural. Aunado a lo anterior, instituye un modelo de concesiones para actividades de la industria y crea la Agencia Nacional del Petróleo como organismo regulatorio.

Con el esfuerzo legislativo, la producción de crudo empezó a incrementarse exponencialmente hasta llegar a los niveles actuales de 2.6 millones de barriles diarios.(11) En la actualidad, Brasil es la novena potencia productora de petróleo, pero presenta algunos factores que podrían ser determinantes para posicionarse en el 2015 como el quinto productor más importante del mundo, considerando su potencial tecnológico y el volumen de reservas probadas de petróleo crudo que se han incrementado desde 1995. (12) (Gráfico 8). La política energética esta correlacionada con el crecimiento económico, siendo en la actualidad inimaginable, un país prospero y al mismo tiempo incapaz de garantizar seguridad energética.

Los países que componen las llamadas economías emergentes, como Brasil, Rusia, China, India, han aumentado su producción de petróleo y evidentemente su PIB nominal de manera correlativa.

La producción de petróleo de Brasil se ha incrementado de 1992 a 2011 un 227%, lo que constituye un incremento notable, sobre todo si se considera de forma comparativa la producción de los países de economías emergentes. En el mismo sentido, se aprecia el dinamismo de la economía brasileña, que de 1992 a 2011, ha crecido un 434% respecto de los resultados en términos de PIB nominal (Gráfico 9).

Petrobras y su estrategia corporativa

Se trata del orgullo nacional, regulado por la denominada Ley del Petróleo 9.478 y por el Estatuto Social(13). La empresa de participación mixta presenta un crecimiento exponencial, su poderío en instalaciones, tecnología, producción, administración, valor económico y activos son admirados en el mundo.

La estrategia corporativa es llevada a cabo por el Consejo de Administración de Petróleo Brasileiro (Petrobras), conformada por cinco miembros como mínimo y hasta nueve miembros elegidos por su asamblea general de accionistas, con dedicación exclusiva al servicio de Petrobras por un año y reelegibles, quienes establecen la orientación general de los negocios. Del análisis del Plan de Negocios y de los resultados operativos de los últimos años, se desprenden cuatro principales estrategias que considero determinantes para obtener resultados positivos para Petrobras.

  1. Internacionalización, alianzas y seguridad energética. Mediante la filosofía internacional, expanden operaciones, incrementan mercado y penetran en el sector energético de 27 países(14), le permite aumentar su seguridad energética, garantizando el suficiente abasto interno, pero al mismo tiempo concentrando importantes esfuerzos para distinguirse en el mundo como un proveedor confiable y con serias expectativas para incrementar su producción en el 2015 a 5 millones de barriles diarios, mediante la duplicación de volúmenes de reservas actuales(15). Aunque cobra especial importancia su estrategia para formar alianzas estratégicas con empresas similares, factor que le permite incursionar en cualquier proyecto, reduciendo costos, riesgos y generando mayores utilidades.
  2. Valor agregado y transparencia. La empresa trasnacional, considera estratégico el incremento de las utilidades, en el entendido, que todo instrumento capaz de añadir valor agregado a la actividad petrolera potencializa a la corporación. En ese tenor, la refinación forma parte del nuevo esquema estratégico, así como las emisiones de deuda y bursatilización de acciones, sin perder el capital mayoritario el Estado, como lo establece la normatividad, siendo la transparencia uno de los factores de éxito de Petrobras, cuyos esfuerzos para evitar la corrupción, involucran a sus programas efectivos de inteligencia preventiva con órganos eficaces para sancionar.
  3. Inversiones y contenido nacional. Petrobras reconoce como su núcleo más preciado del negocio las inversiones destinadas a la exploración y producción concentrando el 57% de toda su inversión. Sin embargo, la estrategia brasileña contempla en Brasil el 95% del total de sus inversiones y solamente el 5% del monto total en actividades en extranjero, de esta forma fortalece el desarrollo local como palanca de desarrollo nacional, aunado a ello, privilegia a los proveedores nacionales, e incluso se obliga a las corporaciones extranjeras a incluir en el negocio a proveedores nacionales, quienes también están siendo beneficiados por una banca de desarrollo, que autoriza créditos a empresas nacionales para participar en proyectos petroleros. Las sanas finanzas y sus acciones modernas le han permitido situarse como una de las mejores empresas del orbe. (Gráfico 10) Petrobras no se encuentra dentro del Presupuesto brasileño y su tasa impositiva es del 31%.
  4. Planeación e Investigación científica. La corporación se distingue como una empresa visionaria, que establece sus objetivos a largo plazo y que diseña claramente sus acciones a seguir, siguiendo la norma: “objetivo no planeado, logro incumplido.”

Es la capacitación y educación de sus empleados una inversión, que implica invertir mejor. La corporación brasileña, cuenta el mayor número de investigadores del petróleo en América Latina que ejercen y transmiten sus conocimientos en la Universidad de Petrobras. La estrategia ha generado producción de patentes, tecnología y avances científicos admirados por el mundo energético y que particularmente, forman parte de la agenda de Transición Energética, a la cual han incursionado exitosamente para la modificación gradual de la matriz energética como parte de sus líneas de negocio en energías renovables y biocombustibles, siendo uno de los mayores precursores en el orbe.

La enseñanza brasileña

El caso de Brasil demuestra al mundo que es posible reducir la pobreza. Los factores descritos, impulsores de cambio, le permitieron a Brasil situarse como potencia económica y líder regional de América Latina. El pacto social para prosperar las reformas estructurales necesarias y el dinamismo de la economía social del mercado generaron más de 16 millones de empleos, lo que permitió sacar de la pobreza a más de 20 millones de brasileños, lo que representó una disminución real del 22% de 1990 al 2010.

Se recuerda al Presidente Lula Da Silva, refiriéndose a la lucha contra la pobreza y su importancia en el contexto mundial:

“es necesario que la comunidad internacional asuma su responsabilidad colectiva, alistándose en la única guerra de la cual saldremos todos vencedores: la lucha contra la pobreza y la exclusión social.”(16)

Para analizar las modificaciones del modelo energético se debe atender estrictamente a los requerimientos de la actividad petrolera nacional de manera incluyente, con técnicos, profesionistas y conocedores del tema, velando en todo momento por el mejoramiento y fortalecimiento del sector energético. El caso de Brasil demuestra claramente que es posible incrementar la renta petrolera y con ello mejorar la calidad de vida de la población. La industria petrolera mundial avanza a pasos gigantes y nuestros competidores han modernizado sus empresas mediante regulaciones adecuadas. En ese sentido debe señalarse que el derecho es también dinámico y nunca estático, por ello, una norma económica que no se adecúa a la realidad es obsoleta e impide el crecimiento económico deseado. Usemos el instrumento del derecho para fortalecer la industria petrolera de México.(17)


(1) El presente documento forma parte de la conferencia presentada en el Foro de Estrategias Energéticas el 10 de julio de 2012, en el Museo Tecnológico de la CFE en la ciudad de México.
(2) Estadísticas e Indicadores Económicos (PIB) CEPAL, Brasil, 2011, consultado el 25 de junio de 2013 http://websie.eclac.cl/sisgen/ConsultaIntegrada.asp? idAplicacion=6&idTema =131&idioma=e
(3) Idem.
(4) Country statistical profi les: Key tables from OECD, OECD, Brasil, 2011, consultado el 25 de junio de 2013 http://www.oecd-ilibrary.org/economics/country-statistical-profi le-brazil_cspbra-table-en
(5) Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de cifras de la Secretaría de la Reserva Federal de Impuestos Internos, Ministerio de Hacienda. CEPAL, Brasil, 2011, consultado el 25 de junio de 2013 http://websie.eclac.cl/sisgen/ConsultaIntegrada.asp?idAplicacion=6&idTema=131&idioma=e
(6) Ingresos de inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe por país receptor, 2000-2011, CEPAL, Brasil, 2011, consultado el 25 de junio de 2013 http://www.eclac.cl/prensa/noticias/comunicados/3/46573/tabla_ied2011_es.pdf
(7) Inflação dos preços ao consumidor, Portal Ofi cial de Brasil, Brasil, 2012, consultado el 25 de junio de 2013 http://www.brasil.gov.br/sobre/economia/indicadores/precos12_ipcag12/indicadorview
(8) Top Oil Producers 1980-2011, U.S. Energy Information Administration (EIA), Brasil, 2012, consultado el 25 de junio de 2013 http://www.eia.gov/
(9) Enmienda Constitucional No. 9 de 9 de noviembre de 1995, art. 177, Presidencia de la República, Brasil, 2012, consultado el 23 de junio de 2012, http://www.planalto.gov.br/ccivil_03/Constituicao/Emendas/Emc/emc09.htm
(10) Constitución Política, Portal Ofi cial, Brasil, Brasil, consultado el 23 de junio de 2012 http://www.brasil.gov.br/sobre/brasil-1/ciudadana/constitucion-1
(11) Oil Producers 1980-2011, U.S. Energy Information Administration (EIA), Brasil, 2012, consultado el 25 de junio de 2013 http://www.eia.gov/
(12) Idem.
(13) Ley 9478 de 6 de agosto de 1997, art. 1, Ministerio de Energía y Minas, Brasil, 2012, consultado el 24 de junio de 2012, http://www.mme.gov.br/mme/galerias/arquivos/legislacao/Leis/Lei_n_9.478-1997.pdf
(14) Presencia global, Petrobras, Brasil, Brasil, consultado el 25 de junio de 2012 http://www.petrobras.com/es/quiene-somos/presencia-global/
(15) Petrobras reduce su proyección de producción para 2020 con metas realistas, La información, Brasil, Brasil, consultado el 25 de junio de 2012 http://noticias.lainformacion.com/economia-negocios-y-fi nanzas/petroleo-y-gases-primarios/petrobras-reduce-su-proyeccionde-produccion-para-2020-con-metas-realistas_yHHKIUpbtNJTtsVmOmr117
(16) Discurso de Luis Ignacio “Lula” Da Silva. Premio Príncipe de Asturias 2003, Mundo Solitario, Brasil, 2012, consultado el 25 de junio de 2012 http://www.mundosolidario.org/rep.php?var=8
(17) El Informe denominado Panorama Social de América Latina de 2011 publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la Organización de las Naciones Unidas, indica que en México sobreviven más de 49 millones de personas en condiciones de pobreza e indigencia, lo que constituye uno de los mayores desafíos de la actualidad. El problema cobra especial importancia, si se considera que además, en sus expresiones más críticas la pobreza vulnera a 12.2 millones de personas en su seguridad alimentaria; México es la segunda Nación de mayor desigualdad en el continente americano, solamente debajo de Chile, según dicho informe. Esto demuestra que cada día son más los que tienen menos recursos y son menos los que tienen más, lo que evidencia una equivocada distribución de
la riqueza, cuyas raíces provienen de varías décadas atrás.


*Doctor en derecho por la Universidad Anáhuac y especialista en el análisis económico del derecho energético, abogado en Pemex.

Publicado por en sep 4, 2012 Imprimir ésta entrada Imprimir ésta entrada y archivado en Política energética, Sin categoría. Puede seguir los comentarios a esta nota a través de RSS 2.0. Puede dejar un comentario o un trackback a esta nota

Deje un comentario