Planificación tecnológica


Energía a debate, Julio-Agosto 2010


Las empresas altamente competitivas se apalancan en la tecnología para materializar oportunidades de negocio.


Alvaro Alfonzo*


Este ensayo presenta una inducción a la planificación tecnológica, a través de la explicación de conceptos básicos que permiten asimilar y comprender dicho tema de la mejor manera posible.  En la actualidad, las decisiones sobre tecnología son cada vez más importantes que nunca para el éxito y la supervivencia de las empresas. Por lo tanto, es necesario contar con los conocimientos básicos ne-cesarios para hacer mejor uso de las herramientas disponibles en el área de la planificación tecnológica como apoyo a la toma de decisiones.

Madurez y dominio de una tecnología

Figura N° 1. Madurez tecnológica.

La madurez y el dominio de una tecnología tienen un comportamiento similar al de una curva “S” de esfuerzo requerido vs. tiempo, como se muestra en la figura 1. La madurez tecnológica se refiere al grado de disponibilidad de una tecnología. Esta se puede dividir en tres etapas: embrionaria, comercialmente disponible, y comercialmente madura. La madurez de la tecnología está representada por el punto que se muestra en la figura N° 1 y se determina a través de los casos tipo benchmarking internacionales que son obtenidos de los juicios de expertos.

La porción inicial de la curva representa el estado embriona-rio de la tecnología. Son tecnologías en  desarrollo las pruebas se realizan a nivel de centros de investigación o laboratorios.

En la porción media de la curva se encuentra la etapa de comercialización. Son tecnologías comercialmente disponibles en donde no existe suficiente información de su aplicabilidad (tecnologías en evaluación).

La tercera etapa de madurez de una tecnología es la co-mercialmente madura. Esta etapa se refiere a tecnologías comerciales donde existe suficiente data relativa a su aplicabilidad, rentabilidad, lecciones aprendidas y mejores prácticas.

El nivel dominio de una tecnología trata de identificar la experiencia del usuario en la aplicación de una tecnología, es decir, el grado de utilización tal que dé como resultado una mayor productividad. El nivel de dominio se puede dividir en tres etapas: incipiente, uso masivo y dominio. El cuadro en la figura N°1 representa el nivel de dominio por parte de la empresa en estudio y el triángulo por parte de sus competidores. La ubicación de estos puntos viene dada por juicios de especialistas en las tecnologías en evaluación.

En la porción inicial de la curva se encuentra la etapa incipiente, la cual se refiere al inicio de cierre de brechas de competencia cuando se está implementando/adoptando una nueva tecnología. La porción media representa la etapa de uso masivo y se refiere al estado donde las brechas de competencia están cerradas y la tecnología se está masificando.

La última etapa del dominio de una tecnología es la de dominio de la misma. Es en esta etapa donde el usuario tiene experiencia en el uso de la tecnología y la ha innovado hasta su punto máximo obteniendo mejores prácticas y beneficios en el uso de la misma.

Discontinuidad tecnológica

El hombre está innovando constantemente. Las tecnologías tienen una duración finita debido a esta constante necesidad de mejorar nuestra calidad de vida. En este sentido, las tecnologías dominantes siempre se ven retadas por nuevas tecnologías invasoras, las cuales mejoran directamente el proceso dominante a tal extremo que automáticamente  crean nuevos nichos de negocio.

Figura N° 2. Discontinuidad tecnológica.

Cuando una tecnología invasora, como se muestra en el caso del foco, (figura N°2), sustituye a una dominante creando una mejora drástica, así como nuevos nichos y nuevas competencias, este proceso se denomina “discontinuidad tecnológica”.

Figura N° 3. Tecnologías híbridas.

En el proceso de innovación en donde las tecnologías dominantes se ven retadas por tecnologías invasoras, algunas empresas toman la postura de generar soluciones híbridas (barcos de velas vs. barcos de vapor como se muestra en la Figura N° 3). Esta es una medida de defensa ante la tecnología invasora y los resultados estadísticos han demostrado que dichos procesos híbridos aceleran el fracaso de dichas empresas.

Figura N° 4. Saltos tecnológicos.

Para destacar cómo las tecnologías invasoras reemplazan eventualmente a las dominantes, se presenta el ejemplo de la figura N° 4 que muestra la evolución de la tecnología de documentar y registrar eventos, prácticas o resultados históricos que comienza desde escribir a mano hasta el uso de las computadoras, creando nuevos nichos de mercado así como nuevas prácticas y/o competencias.

También se pueden observar los mismos resultados cuando se evalúa la evolución de la tecnología de transporte en función del tiempo (figura N° 5). Es importante destacar que las tecnologías dominantes pueden ser atacadas al mismo tiempo por distintas innovaciones, las cuales pueden abrir nichos y competencias drásticamente diferentes.

Figura N° 5. Saltos tecnológicos.

La evolución y discontinuidades tecnológicas son conceptos que pueden ser utilizados como parte de las estrategias de posicionamiento tecnológico de las empresas. El caso de Intel es un ejemplo de lo que significa una estrategia tecnológica exitosa. Intel contaba con la tecnología para acelerar el desarrollo de los microprocesadores, pero decidió penetrar el mercado con una estrategia escalonada la cual permitió dominar y multiplicar drásticamente las ventas. Si se compara con el desarrollo del Pentium a partir del procesador 286, la ventaja de esta estrategia es que asegura el cierre de brechas de competencias en el manejo y operación de microcomputadoras lo cual también asegura el crecimiento del mercado. (Figura 5).

Figura N° 6. Tecnologías embrionarias

La masificación de tecnologías es definitivamente una palanca para ser más competitivo a través de la creación de valor adicional. Esta, a su vez, se materializa cuando se logra un incremento significativo de la productividad. A continuación, en la Figura N° 6, se explican las relaciones sistémicas que intervienen en la generación de competitividad al masificar nuevas tecnologías. El liderazgo gerencial/técnico está sopor-tado por la cultura tecnológica y el acceso y seguimiento al entorno tecnológico, el cual trae consigo el manejo oportuno de la inteligencia tecnológica para detectar oportunidades que sean evaluadas a través de proyectos pilotos. Una vez documentadas las mejores practicas y lecciones aprendidas, esta evaluación forma parte de la inteligencia tecnológica. El liderazgo gerencial/técnico decide la transferencia de las mejores practicas aprendidas para masificar la tecnología y obtener la creación de valor adicional.

La competitividad entre empresas

La competitividad de las empresas se apalanca en el liderazgo, la cultura y la tecnología. Para observar el avance o impacto de estas palancas se requiere de herramientas modernas y acordes de medición y control.

Liderazgo

Los líderes visualizan los futuros posibles, inspiran a los miembros de la corporación y trazan la ruta que ésta seguirá. El líder debe ser:

  • Emprendedor y reconocido por su experiencia en el área donde se desempeña.
  • Visionario y se anticipa a los nuevos retos tecnológicos detectando oportunidades de negocio y de mejora.
  • Actualizado y proclive al uso de tecnología de vanguardia.
  • Negociador y reconoce los méritos de su equipo de trabajo.

Cultura

La cultura es el patrón de conducta, creencias y valores que los miembros de una corporación comparten. L as empresas líderes en el área de adopción de tecnologías tienen las siguientes conductas organizacionales:

  • Reducen y optimizan continuamente los ciclos productivos.
  • Responden en corto tiempo las necesidades del mercado.
  • Recompensan el esfuerzo tecnológico.
  • Usan las curvas de aprendizaje
  • Comparten oportunamente el conocimiento.
  • Modelan lo que predican.
  • Usan efectivo de las herramientas de información.
  • Documentan y registran la actividad tecnológica.
  • Aprenden de sus errores y toman riesgos.

Las empresas líderes tienen un equipo de especialistas altamente reconocidos en las distintas áreas de competencia y están disponibles a través de sus redes virtuales para toda la corporación.

Instrumentos de Medición y Control

Las empresas lideres utilizan herramientas modernas para la planificación y el control de su gestión y realizan análisis de percepción competitiva y/o benchmarking para aprender y adoptar mejores practicas. También se cuenta con indicadores tecnológicos que están orientados a determinar el valor que agrega dicha actividad.

En cuanto a tecnología como mejores practicas, se cuenta con acceso mundial a las fuentes de información y se practica el trabajo colaborativo asistido por computadoras.

Época de grandes innovadores

La búsqueda de soluciones tecnológicas para ser más competitivos requiere de soluciones diferentes a las utilizadas en la época de los grandes innovadores a principios del siglo pasado, cuando los sobresalientes cambios tecnológicos eran realizados por particulares y la información era celosamente protegida durante la generación de estas innovaciones.

Sinergia de tecnologias

Hoy en día, se requiere de la sinergia de muchos especialistas y también de diferentes laboratorios de investigación cuando se busca la solución sistémica basada en sinergia de ideas y/o nuevas tecnologías para resolver grandes problemas.

En este sentido el trabajo colaborativo es una de las palancas modernas en la solución de problemas en donde se requiere el desarrollo de nuevas tecnologías. El trabajo colaborativo tiene que ver con la participación de multidisciplinas y multiorganizaciones en forma concurrente, con el objetivo de potenciar sinergias y dar soluciones sistémicas.

Para ello hay que mantener una constante vigilancia de la evolución de las tecnologías. En este sentido la inteligencia tecnológica juega un papel muy importante  para el rediseño de las estrategias y el posicionamiento tecnológico, que permita mantener la competitividad o supervivencia de la empresa.

Tecnologia de información

En la actualidad se cuenta con un medio que esta abriendo un mundo de nuevas oportunidades. El medio es el internet que nos permite accesar redes de información con una facilidad asombrosa y que cada día se especializa mas, permitiendo generar mejores informes de inteligencia tecnológica.

A través de estas redes computacionales se pueden manejar integradamente procesos de fabricación y manufactura. Se tiene la posibilidad de simular, modelar, y colocar órdenes de compra a través de catálogos en línea y de esta forma generar prototipos rápidos previos a la masificación de la manufactura.

Sin embargo, no toda la información de inteligencia ofrecida gratuitamente en los distintos medios tiende a ser precisa, sino que requiere de verificación y análisis, dado que se podría estar cometiendo errores y caer en trampas tecnológicas por la utilización y/o adquisición  de tecnologías embrionarias que requieren de mayores pruebas y adaptaciones.

Figura N°6. Tecnologías embrionarias.

Difusion del conocimiento

Todo lo aprendido durante la compra de información o ejecución del plan piloto se debe documentar y difundir oportunamente, de manera que las brechas tecnológicas y de competencia se puedan cerrar en otras organizaciones con mayor celeridad, creándose entonces el aprendizaje organizacional.

Esta difusión oportuna de lo aprendido, permite el cierre de brechas aceleradamente siendo esto la manera más fácil de lograr el aprendizaje organizacional que hace a las empresas más competitivas.

El diseño de cierre de brechas dependerá de la celeridad  del proceso, es decir, en la curva de aprendizaje. Por ejemplo, una estrategia de aprendizaje organizacional para asegurar el cierre de brechas tecnológicas es a través de alianzas tecnológicas. Esta acción es llevada a cabo cuando la brecha que se tiene con respecto a los competidores es alta. Una manera de cerrar esta brecha en el menor tiempo posible (acelerar aprendizaje organizacional) es a través de una alianza tecnológica.

Brechas tecnológicas

La determinación de brechas se clasifica en brechas tecnológicas y de competitividad.

Tecnológica: representa la diferencia entre la tecnología en uso por parte de la empresa con respecto a la tecnología de punta.

De Competitividad: Esta se origina al comparar el nivel de uso actual de una tecnología con respecto al uso de tecnologías de punta por parte de los competidores.

Proceso de adopción de tecnologias

El proceso de adopción de tecnologías se puede definir operacionalmente, como la identificación, evaluación transferencia y masificación oportuna y sistemática de tecnologías que agreguen valor a los procesos fundamentales y mejoren la competitividad de una empresa.

Estas cuatro etapas: identificar, evaluar, transferir y masi-ficar, aseguran la creación de valor adicional a través de la incorporación de nuevas tecnologías.

La primera etapa del proceso es la de identificar. Es en esta etapa donde se detectan las tecnologías prometedoras para el negocio y se compromete a la gerencia a los esfuerzos de adopción de tecnologías a través de estudios de inteligencia tecnológica y elaboración de propuestas tecnológicas.

Al momento de evaluar una tecnología se trata de establecer la efectividad, aplicabilidad y rentabilidad de la misma a través de proyectos pilotos en donde se compra certidumbre. Una vez concluido este proceso se busca reducir incertidumbre, cuantificar y jerarquizar el esfuerzo requerido para asegurar el máximo potencial de dicha tecnología. Al transferir una tecnología se busca registrar las lecciones aprendidas y preparar al recurso humano para este proceso definiendo los activos de la empresa y las tecnologías de soporte requeridas para el funcionamiento óptimo de ésta, a fin de obtener procedimientos técnicos y practicas operacionales necesarias para realizar evaluaciones post- mortem de las pruebas de campo.

La etapa de masificación no es más que la materialización de una oportunidad a través de la adopción efectiva de tecnologías de punta que agreguen valor adicional.

Para lograr el cumplimiento de las etapas se requiere de un seguimiento y control de la gestión tecnológica para así acortar el tiempo entre la identificación y la masificación de las tecnologías, puesto que es en dicha etapa en donde se garantiza la creación de valor.

Al momento de implantar estratégicamente un proceso de adopción de tecnologías, es preciso tener presente los conceptos fundamentales de gestión tecnológica, así como,  las herramientas que ayuden a la toma de decisiones para un desarrollo eficiente del proceso, apoyándose en las curvas “S” de esfuerzo requerido vs. tiempo, para determinar el nivel de dominio  y de madurez de una tecnología a través de la ejecución  de un sistema de inteligencia tecnológica, con el propósito de hacer seguimiento continuo a las tecnologías y proveer información útil que tenga un efecto significativo en la planificación del negocio y de la tecnología, así como también en las operaciones.

Diagnostico y posicionamiento tecnológico

Impacto

La matriz de impacto es una herramienta de apoyo a la toma de decisiones, asociadas a la materialización de una oportunidad de negocio, y consiste en la determinación de la Importancia (I), Urgencia (U), riesgo (R) y creación de valor (V) que implica la adopción de una tecnología.

Estos parámetros se definen a través de los perfiles bajo (B), bajo medio(BM), Medio (M), Medio alto (MA) y Alto (A), los cuales son determinados a través de juicios de expertos.

Importancia: Esta atada a las estrategias corporativas del mediano y largo plazo.

Urgencia: Es un indicador para la viabilidad futura de la empresa. (Una pregunta clave para tener idea de la urgencia es, ¿qué ocurriría en la empresa de no incorporarse la tecnología?)

Riesgo: Está directamente asociado a la madurez y el dominio de la tecnología, es decir, mientras mayor sea su madurez y más información se tenga de la misma, menos riesgosa será su implantación.

Creación de valor: Está asociada al tamaño de la oportunidad expresada en reservas a producir y rentabilidad económica.

Análisis de brechas

El análisis de brechas permite determinar posibles debilidades y/o oportunidades asociadas a tecnologías en desarrollo. Dicho análisis permite tomar decisiones estratégicas para el posicionamiento definitivo.

Posicionamiento tecnológico

El posicionamiento define las acciones a seguir para materializar una oportunidad de negocio.

Para tal efecto, se han definido cuatro esquemas de posicionamiento tecnológico: Ejecutar proyecto tecnológico, Invertir en I&D, Transferir/masificar, y Materializar alianzas tecnológicas. Ellas representan estrategias de cierre de brechas para materializar oportunidades de negocio. Estas acciones pueden ser combinadas dependiendo la necesidad que se tenga. El posicionamiento se deriva de: el grado de madurez de la tecnología, el impacto que causa la adopción de la tecnología, y el análisis de brechas.

Ejecutar proyecto tecnológico: Cuando se requiere comprar información para cerrar una brecha tecnológica y se decide realizarse con esfuerzo propio, con el objetivo de materializar una oportunidad e incrementar competitividad.

Invertir en I&D: Se requiere tomar esta decisión cuando el grado de madurez de la tecnología es embrionario, así como el grado de incertidumbre acerca de la potencialidad de la misma, y cuando se tiene una brecha muy alta respecto a tecnologías de punta.

Transferir / masificar: Cuando la tecnología en evaluación es dominada por la empresa, es decir, el usuario tiene documentadas las mejores prácticas y lecciones aprendidas fáciles de difundir, y éstas pueden formar parte rutinaria de los planes de explotación se procede a la transferencia y masificación de la tecnología.

Materializar alianzas tecnológicas: Esta acción es llevada a cabo cuando la brecha que se tiene con respecto a los competidores es alta. Una manera de cerrar esta brecha en el menor tiempo posible (acelerar aprendizaje organizacional) es a través de una alianza tecnológica.

Mejores prácticas derivadas del ensayo

• Las empresas altamente competitivas se apalancan en la tecnología para materializar oportunidades de negocio, y sòlo aquellas que logren aprender sobrevivirán globalmente.

• Para llevar a cabo la gestión tecnológica es determinante tener conocimientos de los avances tecnológicos que se generan (inteligencia tecnológica), así como de los cambios culturales requeridos y las estrategias necesarias para obtener los máximos beneficios.

REFERENCIAS

– Alfonzo, A. “La Imaginiería: una herramienta para formular portafolios de futuros posibles” publicado en la Revista Mercadeo Unplugged año 2 edición 10 del 2005.
- Alfonzo,A. “Avances tecnológicos que dictarán los cambios en la calidad de vida de los seres humanos” Mercadeo Unplugged año 2 – 11 2005.

NOTA DEL AUTOR: La mayoría de las imágenes son tomadas de la revista Technology Review, publicación del MIT.

Dr. Alvaro Alfonzo * Trabaja para Halliburton Consulting en La Región Marina en México. Cuenta con 24 años de experiencia en el área de gerencia de proyectos y visualización de oportunidades en Venezuela, México, Trinidad y Argelia. ([email protected]).


Energía a Debate es una revista bimestral de análisis y opinión
de temas energéticos, editada por: Mundi Comunicaciones, S.A. de C.V.

Publicado por en jul 1, 2010 Imprimir ésta entrada Imprimir ésta entrada y archivado en Destacados. Puede seguir los comentarios a esta nota a través de RSS 2.0. Puede dejar un comentario o un trackback a esta nota

Deje un comentario